Errores en Instagram

Errores en Instagram

Spread the love

Errar es de humanos y, tanto en las redes como en la vida real, la fórmula del éxito es nunca dejar de intentar sin importar cuántos fracasos se experimenten.  A continuación, detallaremos una lista con los 5 errores más comunes que se cometen con frecuencia al subir contenidos en Instagram y sus respectivas soluciones. 

Instagram: una red para analizar 

Emprender un proyecto digital es hoy una meta común para millones de personas o empresas. Estar en las redes es vital para adaptarse a los nuevos tiempos y es normal sentirse abrumado por lo vertiginoso que resulta amoldarse a las plataformas digitales y sus novedades. Instagram es una red altamente accesible para sus usuarios y permite fluidez para que estos usen sus perfiles para lograr sus objetivos personales o empresariales

Millones de usuarios viven de su actividad en la web por lo que analizar y estudiar las novedades de las mismas les resulta crucial para lograr el éxito, desde algoritmos, el uso de publicidad, métricas y estrategia son términos frecuentes que dan fe de la importancia que tiene la presencia 2.0 en nuestras vidas.

Errores Instagram

Dime que promueves y te diré que errores cometes

Empresas y profesionales usan esta red para promoverse a nivel de posicionamiento, ventas y estrategias. Dependiendo del objetivo que te hayas planteado alcanzar puedes estar cometiendo errores que te alejan de su materialización. Lo difícil de todo emprendimiento digital consiste en delimitar qué quieres lograr para enfocar una estrategia y tu proyecto sea viable.

Así pues, la fórmula del fracaso radica en no tener definición, dejar al azar detalles que puedes prever y controlar. Entre los errores más comunes en Instagram figuran:

  1. No tener un objetivo claro: tener un objetivo base es muy importante. Es posible que publiques por publicar y pierdas la oportunidad de impactar en la red. Define tus prioridades, analiza tus puntos fuertes y débiles y crea una estrategia usando tus recursos a tu favor.
  2. Abusar de los hashtags: los hashtags o etiquetas son un recurso que te permite filtrar, no anclar las publicaciones. Utiliza un número razonable de etiquetas. Instagram permite que utilices los que consideres clave para ordenar tu contenido. Usa palabras cortas, que tengan que ver con lo que publicas, no uses neologismos ni palabras impronunciables.
  3. No usar la biografía correctamente: tienes 160 caracteres para destacarte y describir quién eres y qué haces, y si además quieres redirigir a tu audiencia a otra plataforma más extensa, usa los links para que te conozcan mejor.
  4. Publicar demasiado o publicar poco: la frecuencia de tus publicaciones debe ser medida en función de no saturar a tu audiencia o no descuidar la periodicidad. Un error común es publicar demasiado de una temática o no tener una continuidad idónea. Lo ideal es dos veces al día de 3 a 4 veces a la semana. Ni demasiado, ni muy poco.
  5. Olvidarte de contar una historia: Bien sea posicionar, fidelizar o vender siempre debes enfocarte en contar una historia y cada publicación es una pequeña evolución o capítulo acerca de tu experiencia y contribución en la web. Piensa en que tu audiencia espera saber qué tienes de nuevo para ofrecer y no olvides que todo tiene un porqué.